Cómo elegir el mejor hosting WordPress y no fallar en el intento

Por en

Elegir el alojamiento o hosting WordPress correcto puede ser tan complicado como ir al supermercado a comprar una caja de cereal; de pronto te encuentras ante una muralla de opciones, y cada una que exploras te confunde aún más…y si es tu primera vez y en concreto quieres elegir un hosting WordPress, ni se diga. En este post te muestro las consideraciones que debes de tener en cuenta para comprar un hosting de calidad para tu próximo proyecto, uno que no te de problemas a los 10 minutos de haberlo pagado. La intención aquí no es recomendarte este o aquel proveedor, sino que aprendas a evaluar los criterios que aplican cuando se está analizando a un grupo de proveedores.

¿Qué es el hosting?

Así que quieres tener un blog o un sitio. Para tenerlo, necesitas dos cosas; la primera es un nombre de dominio (i.e. “mipagina.com”, de esto nos ocuparemos en otro post), y contratar un plan de hosting web. En el sentido más amplio, un hosting web o alojamiento web es un servicio que le permite a personas u organizaciones publicar un sitio web en Internet. Un proveedor de hosting es una empresa que ofrece los servicios y la tecnología para lograr esto anterior. A su vez, este hosting web no es más que recursos tecnológicos que están en un servidor en algún servidor ubicado en algún centro de datos.

¿Porqué es importante buscar el mejor hosting WordPress?

Algunas características muy importantes dependen del hosting que contrates; una de ellas es crucial, el tan mentado TTFB, o “Time to First Byte” o a secas, el tiempo de respuesta inicial del servidor; de acuerdo con Google, el tiempo promedio está entre los 100 a 500 milisegundos (ms), y que se debería apuntar a lograr 200ms. No cualquier hosting ofrece estos tiempos. Otro criterio es la elección de software que corre en el servidor; no todos los proveedores se preocupan por estar a la vanguardia, y eso lo terminarás pagando tu, o mejor dicho, tu sitio. Por estas razones y otras que se harán evidentes más adelante, es preferible hacer una buena inversión inicial, que dos o tres malas.

Tipos de hosting

Dependiendo del proveedor, te ofrecerán cuando menos uno de estos tipos de hosting:

Comparativa de tipos de hosting

  • Hosting compartido: este es el más común, y significa que tu alojamiento está en un servidor en donde compartes recursos con más usuarios; no te preocupes, esto sólo significa que los recursos que hacen que funcione tu sitio son compartidos entre tu y otros usuarios, no que los demás tengan acceso a tus archivos, por decir algo. Este es alojamiento más vendido entre los proveedores, y es más que suficiente para una amplia variedad de sitios.
  • Hosting VPS: un VPS o Virtual Private Server (Servidor Privado Virtual) es, como su nombre lo dice, técnicamente tu propio servidor, con todos sus recursos, en la web. No es un servidor físico (el costo sería muy elevado) sino que es un servidor “virtualizado”, con recursos asignados y no está compartido con nadie. El costo de este es más elevado que el de un alojamiento compartido, pero es válido comprarlo si tu sitio es algo más serio, pues ofrece más flexibilidad y potencia.
  • Hosting dedicado: en este rentas un servidor físico, sobre el que tienes control total. Es la opción más flexible, pero la que requiere más pericia técnica de tu parte, pues tu  serás el encargado de todo.
  • Hosting especializado: este es un alojamiento especialmente dedicado a sitios con herramientas como WordPress u otros CMS, ya que ofrece todo lo necesario preconfigurado para garantizar el buen desempeño y sobre todo la seguridad de sitios con estos manejadores de contenidos. Es raro verlo ofrecido por proveedores en México, y tiene un costo más elevado que un hosting compartido, algunas veces menos que un VPS, y a veces em. Si tienes el dinero para pagarlo y tu proyecto es algo serio, esta es quizás la mejor opción. Así como lo hay para WordPress, también hay hostings especializados en Drupal, Magento y otros CMS.

Hay otros tipos de hosting, pero en lo que a mi respecta son revoltijos que hacen los proveedores con miras a diferenciarse de los demás. Uno de ellos es el hosting Cloud o de nube, que comparte muchas similitudes con el hosting VPS; la diferencia radica en que los recursos que se consumen no están en un solo servidor sino en muchos, lo que hace que sean más escalables. Este tipo de hosting es para necesidades más específicas, quizás podríamos pensar en un sistema grande hecho a medida, en el que necesitas escalar la demanda de recursos conforme pasa el tiempo.

Hosting gestionado y no gestionado

Vale la pena tocar el tema de una variante de hosting, que es el hospedaje gestionado y no gestionado; esto es más que nada una “subclasificación”, que aplica principalmente a hosting VPS y dedicado; cuando se contrata este tipo de almacenamiento, este puede estar compuesto de uno más componentes, empezando por el principal que es un sistema operativo preinstalado; pero también pueden incluir otros tantos como software de servidor como Apache (servidor web), MySQL (motor de base de datos) y PHP (lenguaje), y también servicios como respaldos automatizados, escaneo de malware, monitoreo de desempeño, actualizaciones automáticas, panel de control y muchos más. En el caso de los alojamientos gestionados, estos incluyen varios servicios ya preconfigurados, mientras que los no gestionados pueden venir tan sólo con el sistema operativo base instalado, y todo lo demás queda por tu cuenta. La diferencia entre uno y otro es la granularidad en el control que se tiene sobre el alojamiento. El gestionado permite trabajar más rápido (por un costo adicional, claro), pero el no gestionado permite que configures todo como tu quieras. La opción final dependerá de tus necesidades.

En el caso concreto de hosting WordPress gestionado, lo que significa es que todo viene configurado para que WordPress se desempeñe de la manera más eficiente y segura posible; cosas como seguridad, desempeño, y estabilidad son mucho mejores en alojamientos gestionados especializados en WordPress, pues ya vienen preconfigurados y listos para correr; es por eso que algunos servicios, como WP Engine, no permiten que hagas cambios en cuanto a complementos de cacheo, pues ellos ya tienen una solución de planta que funciona muy bien, y así con otros servicios.

Servidores de centro de datos de hosting WordPress

Entonces, ¿qué hosting WordPress debo adquirir?

Esa es una excelente pregunta, con una respuesta no tan sencilla. En primer lugar, investiga hasta cansarte la opción que pienses comprar, porque desgraciadamente hay muchos proveedores de alojamiento que son de lo peor, y para colmo son la mayoría. Antes de contestar la pregunta, vamos a ver qué características debes de revisar en un hosting compartido:

Ancho de banda: 8-10 GB/mes

Busca un hosting WordPress que te ofrezca una cantidad bien definida de gigabytes de consumo mensual.

En estos días, una de las trampas de marketing que nos ofrecen los servicios de hosting es el ancho de banda “limitado”, cuando que en realidad no hay tal cosa: en los paquetes “ilimitados”, mientras te mantengas dentro de parámetros que la empresa seguramente tiene definidos en la letra chica del contrato, no habrá problemas…pero fuerza la marcha y seguro te buscarás una suspensión. La razón es bastante clara: los recursos de los centros de datos no son infinitos, y menos en un hosting compartido, donde como recordarás tu sitio y el de otros tantos (50, 100, quién sabe cuántos más) comparten recursos de un solo servidor físico; si tu sitio consume una cantidad desmedida de recursos, afectarás a los demás, y la empresa que te ofrece el servicio seguramente suspenderá tu sitio antes de que causes más problemas.

Almacenamiento: 8 GB en adelante

8 GB son una buena cantidad que te dará para muchos propósitos comunes como un sitio de una empresa o un blog personal. Al igual que con el ancho de banda, cuidado con los servicios que ofrecen espacio “ilimitado”: lo que muchos no te dicen claramente es que en realidad el espacio lo miden en inodes; sin meternos en tecnicismos, en su definición más simple un inode es un archivo o carpeta, es decir, los inodes son la cuenta de archivos que tengas en tu hosting. Verifica con el departamento de soporte de la empresa que elijas que la cuenta de inodes no sea menor a 50,000, pero de preferencia que sea mayor a 100,000 por cualquier cosa que venga en el futuro.

Igual es importante que usen discos duros de estado sólido (SSD), pues ofrecen mejor rendimiento que los tradicionales.

Panel de control

Que incluya un panel de control decente, digamos DirectAdmin o cPanel. Esta es una característica importante, pues es la interfaz de uso de tu hosting; a través de ella puedes tener acceso a un manejador de archivos, control de SSL, cuentas de FTP, etc.

Sistema operativo

Las herramientas en que está hecho WordPress (PHP, MySQL y otras más) se ejecutan mejor bajo Linux; además, no tires a la basura el hecho de que una gran parte del soporte que hay en la red está orientada en una mayoría abrumadora a Linux y a herramientas que corren bajo este sistema operativo.

Servidor web

Este es un software que se encarga de responder todas las peticiones web que se hagan a tu hosting, es decir, es el responsable de llevar tu sitio a las pantallas de los clientes, así que es una pieza central a la hora de elegir un hosting: el servidor número 1 es Apache, y al igual que con el sistema operativo que está dominado por Linux, el segmento de los servidores web está dominado por Apache; considéralo sobre todo por el tema de encontrar soporte en Internet.

Soporte de PHP 7+, soporte de múltiples versiones

WordPress benchmarks
Fuente: Kinsta

PHP es un lenguaje de propósito común, en el cual una buena parte de WordPress está hecho. El problema aquí es que muchos proveedores no ofrecen las últimas versiones de PHP; honestamente, les digo que proveedor que se respeta y se toma en serio a si mismo ofrece cuando menos menos soporte de PHP 7; si sólo ofrecen una versión menor, consigan otro proveedor mejor. Recuerden que lo menos que pueden bajar es a PHP 5.6, y ya ni siquiera está recomendado hacer eso. Y créanme, la diferencia en desempeño y en otras áreas es totalmente distinta de la versión 5.6 a la 7.x.

Soporte de MySQL

Indispensable para WordPress, que almacena sus tablas en este motor de base de datos.

Bases de datos

Con una es suficiente, aunque ponle puntos extra a cualquier empresa que te ofrezca una cantidad mayor a una base de datos, por aquello de que más adelante quieras instalar otra herramienta en el mismo alojamiento que haga uso de otra base de datos.

Cuentas de correo

Por lo general ofrecen una barbaridad de cuentas de correo (no es raro ver 50 a 100 cuentas) desde los planes más básicos, así que a menos que tengas un requerimiento muy específico esto no será un problema. Ojo, recuerda que si usas el correo web para leer estas cuentas, estos correos que se quedan en el servidor se deducen del tamaño total disponible.

Acceso por FTP

El protocolo FTP se usa para transmitir un archivo entre dos computadoras, y a pesar de que ya está obsoleto, aún es necesario de vez en cuando para hacerle algo al sitio. Sería deseable que ofrezcan SFTP o FTPS (no, no son lo mismo).

Soporte

No te conformes con menos que soporte 24/7, es decir, las 24 horas del día, los siete días de la semana. Mientras más opciones de soporte técnico en tu lenguaje, mejor (WhatsApp, correo, tickets, FaceBook, Twitter, etc). Mucho cuidado con este rubro, pues es en extremo importante puesto que tarde o temprano tendrás algún problema y necesitarás ayuda. Y obvio, siendo que buscamos un hosting WordPress, verifica que tengan personal experto en este CMS para que te puedan ayudar de la mejor manera.

Disponibilidad

Que sea del 99.9%, revisa que te ofrezcan una garantía de disponibilidad. Si piensas que es demasiado exigente, piensa en esta estadística: el estándar de la industria está por ahí del 99.5%, lo que equivale a estar fuera de línea por poco más de tres horas cada mes. Por esta razón debes de elegir un hosting WordPress que te ofrezca una excelente disponibilidad; piensa que esta estabilidad y confiabilidad se traducirá a tu sitio, sea un humilde blog o una gran tienda.

Acceso a estadísticas de uso y bitácoras de errores.

Estas son vitales para poder resolver problemas que no son evidentes a simple vista; en las bitácoras de error puedes ver errores muy precisos, que te pueden dar la pista de por qué está fallando algo en tu sitio.

Soporte de certificados SSL/TLS

Como luce un sitio con SSL en la barra de dirección

Un certificado SSL o TLS es una característica que permite que la comunicación entre tu navegador y un sitio esté encriptada; es decir, un atacante no puede interceptar tal comunicación. Seguramente ya te topaste con un sitio con certificado SSL: son esos que en la barra de direcciones empiezan con “https” en vez de “http”, y dependiendo del navegador aparece con un color distinto, como por ejemplo verde en Chrome; esto debería de ser uno de los requisitos de cualquier sitio nuevo; los tiempos en que eran caros y difícilmente pagables por el grueso de los usuarios de sitios pequeños se ha terminado: hoy consigues un certificado decente incluso gratuito, gracias a la iniciativa Let’s Encrypt. Verifica que tu proveedor de hosting WordPress tenga integrado el soporte para la gestión de estos certificados.

Vale la pena hacer la distinción de que el estándar actual es el TLS (Transport Layer Security), que es la evolución de SSL, pero seguramente verás que muchos siguen usando ambos términos para referirse a lo mismo. Sin embargo, no está de más que averigues si el servidor soporta el estándar más reciente, que es TLS.

Políticas de contenido estrictas

Créeme, no quieres estar en el mismo hosting donde estén sitios de pornografía, drogas y demás temas escabrosos. Y hay que ver que hacen al respecto cuando detectan un sitio con esos contenidos.

Otras características que son deseables, pero no imprescindibles

Soporte de subdominios y sitios

Algunos proveedores permiten que puedas usar uno o más subdominios en un solo plan de hosting, es decir, puedes tener un dominio que sea miserver.com y tener un subdominio que sea pruebas.miserver.com. Técnicamente, un subdomino es un dominio que es parte de un dominio más grande; indican cierta dependencia del dominio, y se usan para dar estructura a un sitio. Si el proveedor ofrece el uso de subdominios, excelente, aunque no es indispensable.

Otra característica es que un solo plan de hosting admita varios sitios, en vez de uno solo. A través de este mecanismo, puedes alojar en un solo hosting varios sitios tuyos. Al igual que con los subdominios, es algo que no está de más tener, pero tampoco me parece indispensable.

Ubicación geográfica

De preferencia, selecciona un proveedor que se encuentre en la misma área geográfica que donde está tu audiencia (usuarios), de modo que tu contenido no tenga que dar tantos saltos hasta las pantallas de tus usuarios.

Soporte de SSH

A través de SSH puedes conectarte mediante un canal seguro a tu sitio y entrar en una sesión en tu servidor; en esta terminal puedes usar WP-CLI, por ejemplo.

Soporte de GIT

Para versionamiento del sitio para desarrolladores (recuerda que mencioné “deseable” – difícilmente lo hallarás en un hosting compartido.

Respaldos automatizados

El caso de los respaldos está por demás discutido y probado, no los tires en saco roto.

Soporte de instalador de 1 clic

Installatron, Softaculous y similares son herramientas para instalar de manera automatizada WordPress y muchos otros paquetes de software. Debo decir que es muy cómodo contar con ellos, pero son software con licencia que cuesta también y por ello no todos lo ofrecen.

¿Que características buscar en un hosting VPS?

El hosting VPS se maneja más por las características de servidor que se virtualizarán, pero aún así es recomendable que investigues características como disponibilidad y sobre todo seguridad, tipo de hardware que ofrecen, y por supuesto, determina si los costos de pagar un VPS van de acuerdo con lo que quieres lograr.

En el caso de elegir un VPS, mi consejo honesto es que te asesores con alguien a quien le platiques tu proyecto, pues elegir un VPS no es tarea sencilla y en algunos casos una mala decisión inicial puede significar gastar más después.

¿Que características buscar en un hosting dedicado?

En este rubro las cosas son más sencillas (excepto pagar el servicio, es el más caro), pues aquí tienes que saber básicamente que hardware requieres para acomodar la demanda del software y los usuarios del mismo qué pondrás ahí. Por sobre todo, asegúrate que usen hardware de calidad, excelente velocidad de red, y todo eso a un precio que puedas pagar. Notarás que no toco el tema de la disponibilidad aquí, y es porque este tipo de hosting es manejado por ti mismo…si cometes errores ya no es culpa de ellos. Sin embargo, si es bueno que investigues qué clase de soporte dan.

Al igual que con el VPS, si estás leyendo sobre como elegir un hosting dedicado para WordPress, lo mejor es que te asesores bien; antes de llegar a elegir deberías tener cuando menos un proyecto bien definido.

 

Demasiadas opciones de hosting de WordPress

De nuevo, ¿qué hosting WordPress debo adquirir?

Para ahora te habrás percatado que no hay un camino claro. El proceso que te recomiendo para determinar que adquirir es:

  1. Determina que quieres construir: un blog y un sitio de ecommerce tienen requisitos distintos, y por supuesto, cometer un error en este punto podría significar gastar cientos o miles de dólares en algo que aprovecharás. Si no sabes bien que te hace falta, busca asesoría. No está de más que tengas dos o tres opiniones adicionales.
  2. Investiga en sitios donde se habla de hostings las calificaciones y críticas de los mejores para lo que deseas usarlo. No pares en un solo sitio.
  3. Una vez que hayas elegido un proveedor, investiga bien las características del plan que te guste (recuerda preguntar si ofrecen cosas “ilimitadas”) y su esquema de precios, desde el primer año hasta llegar al período de renovación.
  4. Ve que te ofrezcan una garantía de devolución de dinero; a veces no importa cuando investigue uno, las cosas pueden salir mal y hay que ver una salida con anticipación.
  5. Si todo lo anterior ya está bien entendido, procede a adquirir un plan de hosting con el proveedor elegido.

Y si le das al clavo con un buen proveedor, mantente en el.

Finalmente, ten cuidado con la letra fina

De nuevo, cuidado con lo “ilimitado”

Recuerda bien, no hay tal cosa como ancho de banda o espacio “ilimitado”, investiga bien antes de elegir un proveedor cuáles son sus definiciones de “ilimitado”.

¡Cuidado con los precios de renovación!

Creo sin temor a equivocarme que todos los proveedores de hosting usan el mismo esquema, al menos en hosting compartido; pagas tus primeros seis meses o año, y cuando viene la renovación te enteras que es mucho más cara…pasa que el primer año te cobran una tarifa baja, y después viene el golpe real. Mucho ojo con sus políticas en cuanto a planes, investiga bien cuánto te costará después de que se termine tu plazo inicial.

¡Cuidado con los resellers!

Los resellers son empresas que revenden hosting y dominios; son un intermediario pues. No quiero satanizarlos a todos, pero en México muchos tienen prácticas muy, muy malas. Una de ellas es registrar todo a su nombre, y luego dificultarte la transferencia de tus dominios. Si vas con un reseller, ve desde el principio que sea de toda tu confianza y habla con el sobre si los dominios quedan a tu nombre, y que pasará cuando te quieras ir a otra empresa.

Registro de un dominio “gratis”

Algo parecido a la renovación; el dominio lo tendrás mientras pagues el plan, así que ojo con esto.

Usa proveedores reconocidos

Lo más probable es que termines usando uno de los muchos proveedores establecidos que hay ahí afuera. Hay muchos que aparentan ser buenos en papel ofreciéndote de todo, pero ten mucho cuidado.

Cuidado con los proveedores que pertenecen a EIG

Cuando lees lo suficiente sobre proveedores de hosting tarde o temprano te toparás con un nombre: EIG, o Endurance International Group. Para no hacer el cuento largo, EIG es una empresa que compra a proveedores de hosting de manera silenciosa, y que tiene una mala fama de echarlos a perder luego de comprarlos, a través de despido de personal calificado, y migrar hacia infraestructura de hardware muy malas. Aquí va la lista de los proveedores que pertenecen a EIG, seguro te sorprenderás de ver a varios pesos pesados de la industria en esta. Les dejo a su consideración leer sobre el caso y formarse su opinión…pero yo no me aventuraría a encontrar un buen hosting WordPress en esta lista:

EIG hosting
Presentado por ResearchAsAHobby.com

Investiga hasta cansarte

En serio, investiga, lee, busca información sobre el servicio que te interese; lee críticas, sobre todo las malas, lee blogs al respecto, y no te detengas hasta que estés harto. Recuerda, vas a estar con él mucho tiempo, busca que sea lo mejor posible.

¡Mucha suerte con la elección de un proveedor de hosting!

Orlando es un ingeniero en sistemas de 43 años de edad, apasionado del desarrollo de software y con un cariño especial por WordPress. Le encantan los libros, la música, la fotografía, los cómics y es un AFOL. De último pero no menos, esposo y padre de dos trolls.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: